Exposición “Crystallographic Art” en Marsella

1 Cartel m

Nunca habían volado los cristales y pasé algunos días preocupada pensando en el viaje, en el transporte, el control del aeropuerto, las dimensiones aceptadas en cabina…. Cuando los vi acomodados en sus asientos del avión con los cinturones de seguridad ajustados, me relajé completamente porque lo difícil ya había pasado. Iba a Marsella con una ilusión tremenda y sé por experiencia que allí el apoyo de antiguos compañeros y amigos no me faltaría, que siempre ha sido así. Y eso hace de ese precioso lugar uno de mis segundos hogares.

Fui con algunos cristales para participar en la exposición “Crystallographic Art” que tenía lugar en el edificio municipal “Espace Culture” del 13 de Diciembre al 7 de Enero de 2015. Este evento lo organizó la Asociación de Cristalografía de Aix-Marseille (ACAM) con motivo de la clausura del Año Internacional de la Cristalografía. La exposición estaba preciosa, además de ser muy interesante porque habían colocado paneles en los que se exponía el trabajo de los cristalógrafos de la Universidad Aix-Marseille, que se habían esmerado en hacer bellas presentaciones.

2 Aguas de Neptuno

En la imagen podéis ver una de mis esculturas entre tres cuadros de Vasarely y la estructura preciosa de una proteína restaurada para la ocasión, lujos que no esperaba.

Los cuatro cristales restantes y los dos cuadros que llevé, estaban en otra sala de grandes ventanales, con la luz perfecta para verlos. La siguientes imágenes los muestran.

También participé en la jornada de divulgación de la Cristalografía. Por allí vino mucha gente a visitar la exposición de obras artísticas y científicas y a hacer los talleres de diferentes áreas de esta ciencia que habíamos preparado, el mío de cristalización. Fue un día compartiendo nuestros trabajos y en la foto que me hicieron al final de la tarde se me ve la satisfacción en la cara.

IMG_9687 m

 

A la puerta del Espace Culture, donde tenían lugar la exposición y los talleres, descargaron varios metros cúbicos de hielo y durante unas horas estuvo el escultor Bruno Montlahuc trabajando en una preciosa escultura. Efímera sí, pero maravillosa, para estar mirándola desde que empezó a hacerla hasta 48 horas después que aún quedaba un poco de hielo. Os enseño las fotos que le hice una vez acabada e iluminada, porque desgraciadamente mientras él estaba haciéndola, yo estaba cristalizando con gente dentro del edificio.

Chapeau Bruno! Me encantó su trabajo, no había visto ninguna escultura en hielo. Se notaba que había estudiado las formas cristalinas para esculpirlas después, no sólo los volúmenes grandes, porque como puede verse en la siguiente foto, en la superficie hizo un trabajo muy bonito.

Bruno Montlahuc 4

 

Muchos amigos pasaron por la exposición y por mi corazón, muchas emociones en un fin de semana inolvidable. Gracias Marseille, je vous aime!